A HIGH FAT DIET AFFECTS Metastasis of certain cancers

nature_aznar_pascual_02

Aunque todos somos conscientes de que es importante llevar una dieta equilibrada y hacer deporte para mantener una buena salud, nos faltaba tener una prueba directa de que una dieta alta en grasas puede ser altamente nociva.

In an elegant work published in Nature este mes de diciembre, un grupo del IRB led by Prof. Benitah has managed to identify the CD36 protein as a marker of metastatic cells and whose expression has a negative prognosis for patients. Cuando se sobreexpresa este receptor de ácidos grasos, se favorece la metástasis y el crecimiento de tumores más grandes, por lo que la ingesta continuada de lípidos saturados es capaz de promover la metástasis vía activación de este receptor.
Aunque aún faltan muchos tipos de cáncer por probar, puede que se trate de un marcador de metástasis universal, ya que ha sido confirmado en melanoma, ovario, pulmón y mama entre otros. Gracias a este trabajo, se abre una nueva puerta a mejores tratamientos terapéuticos ya que el uso de anticuerpos contra CD36 permitieron bloquear casi por completo la metástasis en modelos ortotópicos, y lo que es más importante, sin efectos secundarios.