Modelo Pancreatico de Progresion Tumoral

tmpDC131

La progresión del cáncer es un proceso evolutivo que incluye la acumulación de mutaciones somáticas en una población celular bajo una alta presión selectiva. En la mayoría de los casos, mutaciones dañinas son eliminadas de la población y no conducen hacia una malignicidad celular, pero ocasionalmente una célula acumula suficientes mutaciones como para otorgar el potencial del crecimiento celular incontrolado. Otra característica las células tumorales es su inestabilidad genómica, que acarrea una gran variedad de anormalidades genéticas.

Como resultado, intentos para recrear la historia evolutiva de un cáncer tiene dos retos principales, primero el poder seleccionar las alteraciones genómicas esenciales que son las responsables para el crecimiento incontrolado; y segundo como se puede reconstruir la secuencia de eventos cuando las mutaciones se separan por las regiones del genoma. Se han hecho grandes esfuerzos para descifrar ambas cuestiones.

Técnicas estándar para detectar mutaciones “conductoras” (mutaciones necesarias para dar una ventaja selectiva) incluyen test estadísticos basados en la recurrencia y exclusividad mutua o la creación de modelos de progresión tumoral recreando el proceso, como los árboles oncogenéticos.

Estos modelos matemáticos de progresión tumoral toman mayor relevancia en tumores de difícil acceso y agresivos, como el cáncer de páncreas, donde no podemos usar test como el PSA para analizar su progresión. Así mismo, el uso de nuevas tecnologías revolucionarias han permitido la recreación del proceso tumoral de forma experimental.

Recientemente, investigadores de la universidad de Filadelfia han usado tecnología de células madre para crear una línea celular de pacientes con adenocarcinoma ductal de páncreas avanzado (PDAC)

Este es el primer ejemplo donde se han usado células madre pluripotentes inducidas (iPS) para recrear un modelo de progresión tumoral directamente desde un tumor sólido, y es la primera línea celular humana que representa la progresión del cáncer de páncreas desde sus inicios hasta las fases mas invasivas.

Este modelo nos permite observar propiedades celulares y proteínas marcadoras en fases intermedias del cáncer pancreático que no se observan en fases terminales.

Además, dado que gracias a este modelo se pueden detectar proteínas liberadas al torrente sanguíneo en las primeras fases de la progresión tumoral, esta técnica nos permite identificar marcadores sanguíneos de la activación de proceso neoplásico, ayudando así no solo al diagnostico temprano de la enfermedad, pero a un eficaz tratamiento.