Profesor Federico Mayor: Dado el conocimiento actual que tenemos en tumores sólidos como mama, pulmón y próstata, ¿considera que es factible desarrollar microarreglos que permitan saber cuál es la vía mutada y de esta manera elegir la terapia target? ¿Cree que estamos cerca de ello o conoce alguno de estos microarreglos que se estén usando en la practica?

CLASE: La ruta PI3K-PTEN-AK-mTOR: supervivencia y crecimiento celular

RESPUESTA: Por supuesto. Hoy en día en muchos hospitales ya existen microarrays (o tecnologías similares) que permiten identificar las mutaciones más frecuentes en los distintos tipos de tumores sólidos (40-50 targets) sin necesidad de tener que hacer deep sequencing de exomas que si bien hoy en día es ya un proceso barato (menos de 1000 US$) en comparación con el coste de muchas terapias dirigidas (targeted therapies), requiere de un cierto soporte bioinformático.

No obstante ya hay compañías en USA que hacen exomic sequencing y analizan los datos de forma comprensible para el oncólogo médico por costes que oscilan entre los cuatro y los cinco mil dólares. Habiendo dicho esto, los tumores sólidos tienen múltiples vías mutadas (es decir no se puede hablar de “la” vía mutada”) y aun no existen fármacos selectivos para la mayoría de ellas, por lo que hacer exome sequencing puede no ser algo práctico, al menos por el momento.